Archivo de la categoría: familia

¡Porque tu cambio es posible!

Si miramos a nuestro alrededor, contemplando la Vida, podemos afirmar que: “la Vida es cambio y que el cambio es lo permanente”.

Cuando, en mis conferencias o talleres, pregunto ¿cuáles son tu tres deseos principales?, en más ocasiones de las que me gustaría, me encuentro con una respuesta común: “quiero estabilidad”.

¡¿Estabilidad?!… ¿y eso qué es?…

A poco que comienzas a profundizar, te das cuenta de lo arraigados, lo apegados, que estamos a lo conocido, a nuestra zona de confort y comodidad. Las ataduras invisibles que nos mantienen esclavos de de nuestros hábitos y creencias limitantes. El instinto de seguridad que nos mantiene anclados en nuestro pasado y bloquea nuestra capacidad de expansión y crecimiento.

La Vida, toda ella, disfruta de lo dinámico, de lo diverso, del cambio en su más completa expresión. La Vida es cambio permanente; cambio guiado por el propósito de la Felicidad; cambio que viaja con la Libertad como esencia; cambio que siempre resulta en expansión.

La Vida, en toda su plenitud, y nuestra vida (por añadidura) sólo se desenvuelven fuera de nuestra zona de confort, sólo crecen en la zona de la incertidumbre (donde reside el campo de todas las posibilidades). Y es, en ese campo, donde se producen todos los cambios. Y es, en ese campo, donde quiero que se produzca el mío. Y es, en ese campo, donde tu cambio es posible.

Porque tú puedes ser el cambio que quieres ver en tu mundo.

Porque, cuando tú cambias, tu mundo cambia.

Porque el cambio es lo que permanece.

Porque aquí empieza tu cambio.

A partir de ahora http://elfacilitador.respondiendo.es dará cobijo al nuevo blog (que sustituye a este): El Facilitador de cambios.

¡Gracias y hasta siempre!

El solucionador de problemas

Todos los “problemas” se reducen a uno sólo: miedo.

Sí, lo cierto es que, fuera de nosotros, no existen los problemas, sólo existen los hechos.
¿Cómo interpretamos esos hechos?, depende enteramente de nuestras percepciones, actitudes, creencias, es decir, de nuestra “programación mental”.
En realidad, lo que llamamos “problemas” son soluciones que no nos gustan.
En realidad, el mundo no está lleno de problemas (como nos han dicho y siguen diciendo), ¡son las mentes las que están llenas de problemas!Cuando eres consciente, te das cuenta de que el “problema” es algo totalmente subjetivo y, la “importancia” del “problema”, depende del tipo de vinculación emocional que tengas con el hecho.
En la medida en que te acercas al polo positivo emocional (el amor) y, por tanto, te alejas del polo negativo emocional (el miedo): ¡todos los problemas quedan resueltos!

Así que, la próxima vez que creas tener un “problema”, pregúntate: ¿qué me da miedo en esta situación?…
Como guía orientativa, te diré que, todos los miedos son derivaciones de los siguientes y principales:

  • Miedo a la muerte
  • Miedo a la vejez
  • Miedo a la pobreza
  • Miedo a la enfermedad
  • Miedo a la crítica
  • Miedo al rechazo (falta de amor)

Por cierto, para tomar la temperatura a tus miedos, te invito a que los ordenes de mayor a menor grado (de temor) para ti.

Ser Feliz: La Rueda de la Vida

Ahora puedes realizar un “ejercicio maestro”  y convertir el día de hoy en el primer día del resto de tu vida.

Fíjate en la imagen, para construir el ejercicio con dicha estructura:

Ahora, pregúntate ¿Qué deseas Ser, Hacer o Tener, en cada una de   las ocho áreas de tu vida?…

Haz un listado de lo que deseas, por cada una de las áreas. Cuantos más detalles puedas escribir, ¡mucho mejor! (nuestra mente necesita claridad). Cuantos más detalles puedas poner, más podrás sentir si lo que deseas, ¡realmente lo deseas!.

A continuación, haz otro listado, por cada una de las áreas, describiendo lo que ya eres, haces o tienes y por lo que te sientes agradecido. Eso te permitirá sintonizar con la emoción que más potencia nuestra felicidad, es decir: la gratitud.

La gratitud es ¡la auténtica varita mágica de nuestra capacidad creadora!

El modelo para hacer el listado de gratitud:

  1. Me siento agradecido/a por (ser, hacer o tener)… (describe tanto lo insignificante como lo importante)
  2. Porque… (describe las razones por las que te sientes agradecido/a

¡Adelante… cambiando tu atención, cambiarás tu realidad!

Ahora puedes comenzar tu programa personal de entrenamiento contactando con sigamos@respondiendo.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 240 seguidores